Bodas de invierno

¿Por qué no casarse en invierno?

Muchas novias no contemplan una boda en los meses más fríos, pero lo cierto es que, además de ser más económicas, son en nuestra opinión más bonitas, románticas y originales.

Es una época del año con mucho encanto y con poco que hagas tendrás una boda muy especial y elegante.

En este post te damos algunos consejos para organizar tu boda en invierno:

Decoración de invierno

Esta estación del año te da un abanico de oportunidades enorme para decorar tu boda y poder hacer realidad el día que siempre has soñado.

Ten en cuenta que en invierno oscurece mucho antes, y que tanto si haces boda de tarde como de mañana será necesario tener una buena iluminación.

No pueden faltar las velas, ponlas en las mesas de la cena, en las de cocktail o dispersas por el jardín. En los caminitos hacia la finca, en la zona de baile… ¡hasta en los cuartos de baño! En todas partes darán el toque perfecto para que sea una boda de ensueño. Puedes sustituirlas por luces y colgarlas por todo el comedor, también quedarán fenomenal.

Si te casas en Navidad, puedes decorar el salón con un gran árbol de Navidad, decorado con bolas, figuras, estrellas… Puedes poner uno en la entrada para dar la bienvenida a tus invitados.

Otra idea es poner un Belén o pequeños Santa Claus, renos, campanas, regalos… ¡da rienda suelta a tu imaginación!

Si la finca en la que celebras tu boda tiene una chimenea puedes decorarla con calcetines navideños.

Decoración Mesa boda navidad

Flores de invierno

Sea en verano o en invierno, haga frío o calor, lo que no puede faltar en tu boda son las flores. Y las de invierno son preciosas y visten mucho.

Puedes desmontar ramos y colocarlos por las mesas o hacer centros con coronas de navidad.

Decora con flores de pascua, brezo, piñas, abedul, flores secas… puedes ponerlas hasta en los servilleteros. Las flores nunca serán suficientes.

Vestido de novia de invierno

Es esencial tener en cuenta la temperatura y el tiempo que suele hacer en el momento del año y el lugar en el que te casas para acertar no sólo con la forma del vestido, si no con las telas, tejidos y complementos que lleves el día más importante de tu vida.

El frío te da pie a complementar el look con un abrigo, chaqueta o capa de pelo, de terciopelo, de brocado, de punto… lo que más te guste.

También puedes darle juego al vestido con las mangas. Una manga larga da elegancia y es muy femenina. Puedes ponerle botones, puños bonitos, hombreras… hay muchas opciones con las que podrás llevar un vestido sencillo dando el toque de originalidad en las mangas.

Está claro que el vestido más importante es el de la novia, pero también tienes que pensar en los pajes y las damitas de honor. Capas, calcetines altos, vestidos de terciopelo, chaquetas tipo austriaca, capotas para cubrir del frío sus cabecitas… sea como sea tendrás al mejor cortejo el día de tu boda.

Vestido boda invierno

Menú de boda de invierno

En invierno tienes muchas más opciones, amplias y variadas para el menú. Es muy importante la temporada. Si la haces en verano, por el calor debe ser uno más ligero y fresco. Sin embargo los meses de frío te invitan a poner platos más contundentes y elaborados, dando a tus invitados la oportunidad de que disfruten más el menú que en una boda calurosa de verano.

Las cremas calientes de boletus, de marisco, de verduras, consomé… vendrán estupendamente para que tus invitados entren en calor.

De principal puedes poner platos de caza, cordero, solomillo, carnes rojas o pescados a la brasa… y acompañarlos con compota de manzana, castañas asadas, ciruelas, verduras de temporada salteadas…

Con los postres puedes triunfar: turrones, coulant de chocolate, buñuelos, foundi de chocolate con frutas… ¡incluso chocolate caliente con churros para la recena!

Música

Crea ambiente con la música adecuada como el Jazz para acompañar la velada. Sal de las canciones típicas y repetitivas del verano y ambienta la ceremonia, el cocktail e incluso la cena o la comida con música clásica, villancicos o canciones antiguas y navideñas.

Regalos

Como regalo, en vez de abanicos, puedes dar mantas para los invitados.

Colócalas en cestas o cajas de madera en la entrada de la finca o junto a las mesas del jardín. Además de ser muy útiles, dará el punto acogedor que tu boda necesita para que todos se sientan como en casa y no pasen frío.

Si hay probabilidad de lluvia el día de tu boda, sin duda el regalo más práctico será un paraguas. ¡Y si son transparentes mejor! Mucho más elegantes y no deslucirán ni la boda ni los looks de tus invitados.

Si con todos estos tips aún no te hemos convencido… tienes que saber que casarse en invierno ofrece muchas más ventajas de las que crees: mayor disponibilidad para la elección de la fecha, fallarán menos invitados que en verano, una luna de miel distinta y original…

¡Lánzate y celebra tu boda en la época más especial del año en Finca Trinidad!

Blog de bodas

Bodas de Invierno

Bodas de invierno

¿Por qué no casarse en invierno? Muchas novias no contemplan una boda en los meses más fríos, pero lo cierto es que, además de ser

Read More »
ejemplo presentacion de plato

Platos de Verano

¿Lo has sentido? Ya ha llegado el veranito y vuelven los paseos por la orilla del mar, las tardes con amigos, los baños en la

Read More »