Pros y contras de celebrar tu boda en verano

A la hora de elegir la fecha para tu boda, es importante que estudies bien las ventajas y desventajas de cada época del año para poder escoger bien y con cabeza.

Cada decisión que tomes sobre la organización de la boda a partir de ese momento dependerá de la fecha elegida. La finca, decoración, iluminación, vestido, comida… no tienen nada que ver si la boda es en invierno o en verano.

¡Incluso cambia el destino de la luna de miel!

No te dejes llevar simplemente por el buen tiempo del verano, o lo románticas que sean las bodas de invierno… Cada una tiene sus pros y contras y es vital tenerlos en cuenta para organizar la boda bien y que sea tan perfecta como siempre has soñado. 😶‍🌫️

boda en verano

Muchos novios desean casarse en verano por razones como el clima, las horas de luz o la posibilidad de alargar el viaje de novios. Pero ojo, el verano es la época más soleada pero también la más calurosa. Si no soportas bien el calor, lo mejor será no arriesgarse.

Como estamos cada vez más cerca del solsticio, os dejamos en este post algunos pros y contras de las bodas en verano que tienes que conocer antes de decidir casarte en estos meses.

Si lo que buscas es una boda al aire libre en un jardín, un patio, el campo… y huyes de los salones de interior, sin duda el verano es la mejor opción.. Pero ojo, junio, julio y agosto suelen ser meses de calor intenso, tanto que puede llegar incluso a ser molesto. Será necesario elegir un sitio preparado, con sombrillas y asientos a la sombra para poder disfrutar del cocktail y el banquete tranquilamente. Si la boda es en el interior, un buen aire acondicionado será vuestro mejor aliado.

Otra opción muy recurrida para las bodas en verano es hacer una boda de tarde, el sol de última hora ya no es tan fuerte y podrás alargar la fiesta al aire libre disfrutando de una temperatura perfecta y agradable, propia de las noches de verano.

finca para bodas en verano

Las fincas para bodas en esta época te permiten disfrutar de un cocktail mientras atardece o una cena bajo las estrellas. Las fotos en el exterior quedarán espectaculares aprovechando la maravillosa luz que traen estos meses.

finca para bodas

El destino del viaje de novios también depende de cuándo sea la boda. No coinciden las estaciones en todos los países, por lo que si quieres asegurarte buen tiempo tienes que elegir un destino en el que sea verano.
Uno de las ventajas de las bodas en verano es que podrás alargar tu luna de miel, uniendo los días de permiso con tus vacaciones. Los invitados que viven fuera lo tendrán más fácil, pues al ser la época por excelencia de las vacaciones podrán cogerse fácilmente días en el trabajo para poder asistir a la boda.

 Y no solo te estarán agradecidos los invitados por eso, también por el look que escogen. Es más barato y fácil pensar en vestidos de boda de verano, que en un vestido de invierno + chaqueta, abrigo, chal, terciopelos, pieles… Tendrás una boda llena de vivos colores, vestidos de flores, looks veraniegos y ligeros que darán un toque de color y alegría a la boda.

Los que no estarán tan contentos serán los hombres… si la boda es de etiqueta y tienen que ir en traje pasarán calor seguro. Lo mejor sería hacer una boda más informal y que puedan prescindir de la chaqueta.

El look nupcial también es totalmente distinto dependiendo de la estación en la que te cases… los vestidos de boda de verano de novia son más sencillos, sin necesidad de llevar capa o abrigo, que puede deslucir tu vestido además de ser más caro. Si tu boda es en verano podrás lucir el vestido de tus sueños, sin la preocupación de tener frío.

Pero no es todo positivo, como ya hemos mencionado son meses de mucho calor y el sol y la temperatura pueden echar a perder tu maquillaje, incluso tu ramo y centros de flores. Esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de organizar la celebración de bodas y buscar soluciones para que todo salga perfecto.

Además, que sea verano y haga calor no quita que no pueda llover… todos conocemos las típicas tormentas de verano, tan agradecidas por un lado pero tan poco deseadas para el día de tu boda… si la celebración es en el exterior hay que tener siempre una opción b (una carpa que proteja a los invitados de la lluvia, un salón interior, un porche…) ¡Para que no acabéis todos pasados por agua!

bodas de invierno

Otro de los contras a casarse en verano es que es la época más demandada, lo que significa que los precios de fincas para bodas en verano tienden a subir y no habrá tantas fechas disponibles entre las que elegir.

Últimamente se ven cada vez más bodas los viernes, pues por culpa del COVID se han acumulado muchas, lo que ha hecho que casarse en Madrid sea difícil. Esta puede ser una solución, el problema es que puede que fallen más invitados de lo normal.

Espero 😉. que te haya servido este post y que ya conociendo algunos de los pros y contras de las bodas en verano, tomes la mejor decisión para que tengas la boda perfecta tan soñada y esperada.

Contacta con nosotros para visitar la mejor finca para bodas, perfecta finca para bodas en verano por nuestros agradables jardines, estanques y grandes árboles que dan sombra para conseguir un clima idóneo que te permitirá disfrutar de un maravilloso día en un entorno idílico.

Blog de bodas

novia lanzando ramo

Ramos de novia 2022

Por fin estamos en primavera, época por excelencia para las bodas. El buen tiempo, el sol, los días más largos y la variedad de colores

Read More »